Científicos participan en investigación sobre el Istmo de Panamá

El estudio, en el que trabajaron 23 instituciones encabezadas por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales de Panamá, revela que la conexión terrestre entre América del Norte y Sudamérica es más reciente de lo que se pensaba.

Antes que existiera el puente de tierra que une ambos continentes a través del territorio panameño, un gran mar abarcaba el espacio entre las américas. Una vez surgido el Istmo, hace alrededor de 3 millones de años, se produjo la unión continental y los océanos Atlántico y Pacífico se separaron definitivamente.

La evidencia, publicada en un artículo en Science Advances, sostiene firmemente que el nacimiento del Istmo se produjo hace 2,8 millones de años y, a raíz de esto “las implicaciones para la vida tanto terrestre como marina fueron revolucionarias”.

noname (1)

 

La participación del Museo de La Plata

El Museo cooperó mediante “la compilación y depuración  del registro fósil de los mamíferos sudamericanos, una de las tres «patas» sobre las que se apoyan las conclusiones de este estudio”, explicó Leopoldo Soibelzon, Paleontólogo de la institución.

Esto pudo hacerse gracias al trabajo que viene desarrollando el grupo durante los últimos 25-30 años en la División Paleontología de Vertebrados, incluyendo la enorme cantidad de trabajos de Tesis Doctoral realizadas allí sobre la sistemática y evolución de gran cantidad de grupos de mamíferos fósiles sudamericanos”, indicó el experto.

El estudio

Aaron O’Dea, investigador perteneciente al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, STRI, y otros miembros del equipo, “reevaluaron con un riguroso detalle, sin precedente hasta hoy, todas las líneas de evidencia disponibles -geológicas, oceanográficas, genéticas y ecológicas-, y los análisis que indagan la pregunta de cuándo se formó el Istmo», poniendo en duda el modelo general de conexión continental existente hasta ahora.

«El momento de la conexión entre los continentes y el aislamiento de los océanos Pacífico y Atlántico es importante por muchas razones«, asegura O’Dea en la publicación, ya que «las estimaciones de las tasas de cambio evolutivo, los modelos de los océanos mundiales, el origen de la fauna y flora modernas de las Américas y por qué los arrecifes del Caribe se formaron, depende de saber cómo y cuándo se formó el Istmo«.

El estudio “utiliza tres piezas de evidencia clave para definir cuándo se estableció finalmente el puente de tierra”: el análisis de los árboles genealógicos de animales marinos de aguas poco profundas a cada lado del Istmo, Pacífico y Caribe (Atlántico); la mezcla de estas aguas superficiales hace 2,8 millones de años, demostrada a través de los sedimentos oceánicos profundos y las migraciones masivas de animales terrestres entre Norte y Sur América, que se iniciaron en algún momento antes de 2,7 millones de años.

Los investigadores del Museo que formaron parte del equipo y son co-autores de la investigación son  Alberto L. Cione, Germán Gasparini, Esteban Soibelzon y Leopoldo Soibelzon.

Entre las instituciones, además del Museo de La Plata, CONICET y el STRI, figuran la Universidad Texas A & M, Universidad de Florida, Universidad Nacional de Colombia, Universidad de Nevada, Instituto Scripps de Oceanografía, U.S Geological Survey, Universidad de California, Universidad Federal Fluminense, Universidad Rutgers, Universidad de Iowa, Universidad Federal de Minas Gerais, Hamilton College, Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Museo de Historia Natural de Londres,  Instituto Oceanográfico Woods Hole, Museo Nacional de Historia Natural de EE.UU., Universidad Washington and Lee y Universidad de Hawai.

Compartir